La presión en la impresión tipográfica

Es común actualmente ver en los impresos que se imprimen en tipografía un excesivo abuso de la presión. Esto denota un desconocimiento por parte del que así lo hace, de lo que es imprimir por este sistema que fué el “arte” de la imprenta y a los impresores se les consideró “maestros “.

La presión en una prensa tipográfica ya sea plana o cilíndrica, es la fuerza de pisada que necesita  la máquina para plasmar sobre el soporte, el contenido del molde que se ha impuesto en la rama (forma) y que junto con el entintado del mismo por medio de los rodillos dadores transmiten los textos o las imágenes al papel.

Es pues importantísimo el saber graduarla para cada tipo de trabajo y nunca debe “clavar” por el dorso del impreso. El maquinista que por medio de una presión justa y el dominio perfecto de los diferentes tipos de arreglos conseguía unas buenas impresiones era bien valorado y se le consideraba un buen impresor.

Cada tipo de papel necesitaba un ajuste diferente en la presión, dependiendo también del molde a imprimir. Los papeles estucados o couchés necesitaban un cuidado especial en la presión porque acusaban por el dorso el exceso de la misma con facilidad, por contra los  apergaminados, te pedían más presión y tinta porque además despues del golpe de impresión el mismo papel solia disimular su exceso y también era un tipo de impresión que con un poco más de presión no afeaba el resultado final del impreso. En todo el diferente abanico de soportes a imprimir (papeles de diferente gramajes, cartulinas, sobres, bolsas, etc.) el impresor debía conocer en su prensa la cama idónea y la presión adecuada para cada uno de ellos.

El exceso de presión tenía como consecuencia también el contínuo desgaste del ojo de los tipos, especialmente los de rasgos, que incluso se solían romper, como los de escritura inglesa que eran caros de reponer. Los problemas en la impresión eran frecuentes; uno de los síntomas del desagradable “remosqueo” era también el exceso de presión. Los impresos con filetaje tipo facturas, albaranes, estadillos, etc. eran otro tipo de trabajos en los que la presión había que graduar con mucho cuidado. Solamente algunos soportes de gramaje grueso y a la vez de material moldeable eran adecuados por medio de dar más presión crear una huella más profunda tanto entintada como en seco.

En resumen, en tipografía la huella que deja la presión en el papel deberá ser todo lo más disimulada posible o no existir, el exceso de presión en un impreso como el de tinta (eso ya es otra cuestión), denota en el impresor una falta de conocimiento en su graduación y ajuste. Es muy fácil darle presión a la prensa hasta que por…narices imprima, pero eso no es imprimir en tipografía.

Acabada la restauración de una Minerva Boston

Boston minerva tipográfica

A través de los amigos de Black, nos llegó el pedido de restaurar la antigua minerva Bostón de su padre. En este caso, con el objetivo de usarla para troquelar.
Ésta probablemente, sea una de las máquinas tipográficas de uso manual más popular en su tiempo. A pesar de contar, unicamente con una superficie de impresión tamaño cuartilla, todavía es ideal para la impresión de pequeños pedidos de tarjetería a una o dos tintas, dejando en ellas ese sabor especial que deja el binomio tinta/presión.

#gentedeplomo Alis Blat

AliciaAlis Blat llegó hasta nosotros, primero como compañera de trabajo, después como colaboradora necesaria y por último como de las primeras participantes de los #sábadosplumbeos.

Lo mejor que se puede decir de ella, es que su casa es un museo de su propia vida laboral (es ilustradora y grafista) un sinnúmero de mágnificas ilustraciones con un estilo particularísimo jalonan las paredes de su casa familiar. Personalmente cada vez que entro en su casa, vuelvo a quedarme enganchado en ese nuevo detalle de una ilust ración que he visto mil veces. Por otra, parte regenta Nanana Camisetas una tienda online de camisetas en vinilo, que dirige con mano de hierro.

Amiga desde hace ya más años de los que nos apetece recordar, ayudó en el cartel de Mario Benedetti “Hagamos un trato”, uno de nuestros primeros proyectos de los sábados. Y, más tarde,  como ya esperabamos todos, propuso su propio proyecto. Como acababa de ser mamá, decidió fabricar su propio cuento para dormir a Olivia, su primera hija. Ante eso nadie se puede resistir… dos ejemplares únicos ilustrados a mano y machihembrados con tipos impresos por presión (sólo contarlo suena bien).

Y, entremezcladas con estas letras encontrais el resultado de su improbo trabajo. Y sólo podemos finalizar con la letra de Ismael Serrano que siempre nos la recuerda: “Alicia, brújula y equilibrio…”

#sábadodeplomo Sobreimprimiendo amor y odio

Este sábado hemos tenido bastante concurrencia con lo que ello implica, se nos han unido MaríPei y Jota. De manera, que hemos hablado de  lo más iniciático y hemos dejado el cartel que tenemos entre manos, para dedicarnos a algo sencillito y resultón.

La sobreimpresión (imprimir una tinta encima de otra. Imprimir  los elementos sin tener en cuenta los colores que puedan tener elementos que haya debajo, sumando así los valores de todos ellos donde coincidan). En artes gráficas, es un concepto interesante, porque puede ser uno de los errores más comunes, pero utilizado en sentido creativo, un recurso muy potente. Seguro que habéis visto bastante diseño gráfico que ha hecho uso de la sobreimpresión, o de una emulada sobreimpresión con photoshop. Parece un concepto enrevesado pero no lo es.

Partiendo de las palabras “Del Amor al Odio hay un paso”, nos hemos saltado ese paso y hemos hecho converger ambos conceptos en un tamaño A5, en azul y rojo, y letras de madera del cuerpo 144. Permitiendo que las tintas se machihembraran dando paso a un tercer color.

Creo que a todos nos ha gustado el resultado… porque lo mágico de todo esto ha sido que el resultado sólo lo hemos visto al imprimir la segunda tinta.

Uno de los #sábadosdeplomo más entretenidos y justitos de tiempo que se recuerdan.

Premio Asoagval en la modalidad de tipografía

Hemos participado en varias ocasiones en el concurso de trabajos impresos que convoca anualmente la Asociación de Industriales Gráficos de Valencia (Asoagval). Concurrimos con el trabajo “Pajaritas tipográficas”, compuesto, impreso y manipulado para la modalidad de tipografía.

Con ésta contamos nuestra tercera participación, con la mísma técnica, siendo premiadaa en diferentes ocasiones.

Visitas escolares

La imprenta, inventada por Johannes Gutenberg hacia 1450, es tema estudiado en los colegios en los primeros cursos. Desde hace unos cuantos años, tenemos la satisfacción de colaborar con algunos de los profesores y tutores, con el fin de acercar esta experiencia a los más peques.

En el transcurso de su visita, reciben una pequeña charla didáctica como antesala de la experiencia práctica con el sistema tipográfico.

Tras la charla, montan moldes e imprimen con máquinas manuales. Después comprueban también a nivel visual el funcionamiento de las máquinas automáticas.

Una manera de romper la rutina, enriquecedor para ellos y para nosotros.

#sabadosdeplomo Trabajando en el cartel de Paco Bascuñan

Con una tipografía, Folio del cuerpo diez, en plomo como siempre, muy malograda, hemos empezando con María a trabajar en un cartel homenaje a Paco Bascuñan. Basándonos en el mágnifico texto de MacDiego, que fuera publicado en el libro BascuBlues Ñan Ñam, y una breve biografía, hemos encarado el proyecto con bastante ilusión.

Todavía tenemos por decidir materiales, tintas y tamaño. Nos estamos centrando en composición principalmente, que es una de las más complejas a las que nos hemos enfrentado.

El sábado, además tuvimos, una agradabilerrima visita, ya que se dejo caer J.J. García, que estuvo haciendo sus pinitos con regletas, espacios y los materiales de blancos que fueron cayéndo en sus manos. También asistió atónito a una de esas “discusiones” que habitualmente se crean en el taller a costa de como enfocar el trabajo.